Detección precoz de enfermedades cromosómicas (NIDA)

Adelántate e infórmate del estado de tu bebé con un simple análisis de sangre. Realízate un estudio prenatal no invasivo a través de una simple muestra de sangre materna, sin riesgo para la madre ni para el feto, a partir de la semana 10 de gestación.

 

Se trata de un estudio de más de 10 cromosomas (13, 18, 21, 9, 16, 22, X, Y, entre otros) por el cual se puede terminar el riesgo del feto de padecer un síndrome cromosómico secundario a alteraciones genéticas, consiguiendo en la misma prueba la confirmación del sexo del bebé. Esta técnica también es válida para embarazos gemelares y ovodonación.

 

Los cromosomas de estudio pueden determinar si el feto padeciese síndrome de Down,  síndrome de Edwards, síndrome de Patau, síndrome de Rethoré, trisomía del 16,  síndrome de Turner, síndrome de Klinefelter, síndrome doble Y, síndrome triple X, el síndrome de Prader-willis, entre otros.

 

Tendrás tus resultados en tan solo 10 días laborables desde que se tomo la muestra. Para más información consúltanos sin compromiso.