Disfunción de la articulación temporomandibular

Existen problemas asociados al mal funcionamiento de la articulación temporomandibular o de la musculatura asociada a la movilidad de la misma, que pueden manifestarse como dolor facial, mandibular o cervical; contractura de la musculatura local; o limitación del movimiento de la articulación e incluso bloqueo de la misma.

En aquellos pacientes con disfunción de la articulación temporomandibular, el empleo de la toxina botulínica ayuda a relajar la musculatura implicada en la movilización de la mandíbula, mejorando el tono muscular, reduciendo el bloqueo articular y disminuyendo el dolor asociado.

Consulta con nuestros especialistas en Rehabilitación para el mejor control de tus síntomas.