Hilos tensores reabsorbibles

Se trata de un procedimiento rejuvenecedor con el que se consigue reafirmar la piel del rostro y distintas áreas del cuerpo, disminuyendo la flacidez. Para ello se emplean hilos tensores de polidioxanona (PDO) que se introducen bajo la piel, donde refuerzan la estructura de soporte de la piel contrarrestando su caída, y consiguiendo con ello un efecto lifting regenerativo a largo plazo.

Las principales indicaciones de los hilos tensores son la elevación de cejas y mejillas, redefinición del surco nasogeniano y difuminación de las líneas de marioneta, y rejuvenecimiento del óvalo facial y del cuello, así como reafirmación de distintas áreas corporales afectadas típicamente de flacidez (cara interna de brazos, cara interna de muslos, abdomen, glúteos, mamas, etc).