Otras enfermedades

El médico internista ofrece una visión global de la atención médica especializada, tanto en áreas concretas de salud ya detalladas (enfermedades infecciosas, enfermedades autoinmunes, riesgo cardiovascular, paciente pluripatológico, etc) como en patologías sistémicas que afecten a prácticamente cualquier órgano del cuerpo humano.

De este modo, esta aproximación diagnóstica y manejo global le permite al médico internista un control óptimo de distintos tipos de afecciones o enfermedades que afecten a distintos órganos, entre las que se encuentran:

Enfermedades del corazón: arritmias cardiacas, valvulopatías, insuficiencia cardiaca, etc.

Enfermedades pulmonares: asma, bronquitis crónica tipo EPOC, insuficiencia respiratoria crónica, etc.

Enfermedades gastrointestinales: celiaquía, dispepsia, úlcera gastroduodenal, Helicobacter pylori, colon irritable, diarrea inflamatoria, trastornos del hábito intestinal, etc.

Enfermedades renales: insuficiencia renal aguda, enfermedad renal crónica, etc.

Enfermedades endocrinológicas: sobrepeso y obesidad, así como trastornos de bajo peso y malnutrición, trastornos tiroideos, trastornos de la paratiroides, insuficiencia suprarrenal, diabetes insípida, etc.

Enfermedades reumáticas: artritis, miositis, polimialgia reumática, osteoporosis, etc.

Enfermedades hematológicas: anemia, poliglobulia, leucocitosis, leucopenia, trombocitosis, trombopenia, púrpura, etc.