Quiropodología

Una de las partes más conocidas de la Podología es la quiropodología o quiropodia. Se trata de un tratamiento podológico que se centra en la retirada de durezas, callos, ojos de callos (hiperqueratosis), etc; cuidado de alteraciones en las uñas de los pies (uñas encarnadas); tratamiento de alteraciones dermatológicas (eccema, dermatitis, psoriasis, papilomas, etc); y diagnóstico y tratamiento de infecciones del pie, tanto a nivel de la uña (onicomicosis) como de la propia piel del pie (dermatomicosis), incluyendo la posibilidad de realizar cultivos microbiológicos específicos para conseguir la identificación del agente causal. Además en ocasiones es necesario la realización de siliconas, bien interdigitales o bien protectoras, para protección de los dedos o para alineación en casos de dedos en garra o juanetes.